Acusan a padre y madrastra de torturar y asesinar a su hijo de 6 años

Thomas Hughes y su novia Emma Tustin fueron acusados de asesinar a Arthur Labinjo-Hughes en su casa en Shirley, Solihull, el 17 de junio de 2020.

Los fiscales dijeron que su cabeza fue «golpeada repetidamente contra una superficie dura» causando una «lesión cerebral insuperable».

Se alega que la Tustin, de 32 años, llevó a cabo la agresión fatal mientras cuidaba a Arthur.

Los fiscales dijeron que la mujer al número de emergencia, dijo que Arthur «se cayó y se golpeó la cabeza y mientras estaba en el piso se golpeó la cabeza otras cinco veces».

Hughes, de 29 años, y Tustin presuntamente obligaron a Arthur a soportar un «comportamiento sistemático y cruel», tanto «físico como psicológico» en las semanas anteriores a su muerte.

Un testigo dijo que el niño, anteriormente feliz y saludable, se veía «como si estuviera roto» el día de su muerte.

Arthur fue «segregado y aislado hasta 14 horas al día» y a menudo se le obligaba a permanecer en el escalón junto al pasillo junto a la puerta principal y se le impedía comer y beber.

La evidencia indica que Arthur fue aislado y «abusado física y verbalmente», mientras que el acceso a alimentos y bebidas estaba «controlado o restringido».

Las pruebas médicas revelaban que el niño había muerto de «un traumatismo craneal infligido por un adulto» y que la causa más probable era que «lo sacudieron vigorosamente y le golpearon la cabeza repetidamente contra una superficie dura».

Además, los reportes médicos del hospital que lo trataron después de su colapso revelaron que también había sido «envenenado con sal» y había sufrido grandes hematomas.

Te recomendamos