AL PIE DE LA LETRA | Esteban ‘ze-pe-ta-teó’

23 mayo, 2024 10:17 am

Anteayer, el periodista Luis Sigüenza alertó en redes sociales que “algo están cocinando en Casa Veracruz, y es que hay mucho movimiento”.

De acuerdo con la versión publicada por el comunicador xalapeño, a dicha reunión fueron convocados por el gobernador Cuitláhuac García “desde el senador (Ernesto) Pérez ‘Estorba’ (Astorga), la señora Delia Cobos (auditora general del ORFIS), la fiscal Anticorrupción, la magistrada Ailet Cayetano, su hermana la Candidata (a diputada local Dorheny Cayetano), el primo Eleazar (Guerrero), entre otros personajes”.

“Cabe recordar que ayer el Gobernador fue a la CDMX. Lo que están cocinando debe ser algo para el 2 de junio, eso es seguro”, concluyó Sigüenza.

Presuntamente, en la cúpula nacional de Morena están preocupados por el desplome en las preferencias electorales de su candidata a la gubernatura, Rocío Nahle, quien a su vez estaría arrastrando en Veracruz a la abanderada presidencial Claudia Sheinbaum por la campaña de desprestigio que los adversarios del frente opositor PRI-PAN-PRD han atizado en medios locales y capitalinos en contra de la ex secretaria de Energía por su súbito enriquecimiento inexplicable y últimamente por el presumible tráfico de influencias a favor de su yerno.

En cuanto trascendió este conciliábulo y se esparció en las redes sociales, del círculo cercano al gobernador comenzaron a investigar sobre el autor de la filtración. En un principio se lo atribuyeron a alguno de los ex funcionarios de la Secretaría de Gobierno que recién fueron separados de sus cargos por órdenes de Nahle y que aún mantienen contactos en la administración. Sin embargo, ayer trascendió que las sospechas habrían recaído en el dirigente estatal de Morena, Esteban Ramírez Zepeta, quien últimamente andaría muy resentido por el supuesto ninguneo de la candidata a gobernadora.

Y es que Nahle sobajó al invisible dirigente morenista al colocarlo en el número dos de la lista plurinominal de candidatos a la diputación local, pero como suplente de su secretario particular Diego Castañeda Aburto, el cual salió hace tres años de la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos del Gobierno del Estado en muy malos términos con el entonces secretario de Gobierno, Eric Cisneros, ex aspirante a la gubernatura actualmente auto exiliado en Mérida, Yucatán.

Según se comenta entre los allegados a Ramírez Zepeta, el dirigente fue persuadido por la candidata de que él terminaría supliendo en la curul a Castañeda, pues a partir del 1 de diciembre él ocuparía un cargo administrativo en cuanto iniciara el nuevo gobierno estatal que ella estaba muy segura de encabezar.

Sin embargo, a escasos 10 días de la elección, las encuestas no “cuchareadas” y la información confidencial que tienen en la Presidencia de la República y en el Comité Ejecutivo Nacional de Morena advierten que las tendencias electorales en Veracruz son actualmente desfavorables para la candidata del partido oficial.

De hecho, Nahle sabe de las traiciones que se gestan al interior de su partido, sobre todo después de la separación de cuatro diputados locales del grupo legislativo de Morena. Ayer, la candidata expresó que quien pida voto cruzado –o sea, para el priista Pepe Yunes por la gubernatura, y para Claudia Sheinbaum a la Presidencia– “es un traidor al proyecto”.

De confirmarse en los comicios del domingo 2 de junio la derrota de Nahle, obviamente Ramírez Zepeta no supliría en el Congreso local a Castañeda, a quien la ex titular de la Sener está decidida a reivindicar políticamente, pues no sólo fue corrido de manera injustificada y vergonzosa de la Subsecretaría de la Segob encabezada por Cisneros Burgos, sino que luego el poderoso ex secretario ordenó al flamante alcalde morenista de Coatepec, Raymundo Andrade, a destituirlo minutos después de haberle tomado protesta como secretario del Ayuntamiento el 31 de diciembre de 2021.

¿Se suspende la boda?

Ayer trascendió que el más reciente escándalo en el que fue implicado el joven empresario Fernando Bilbao Arrieta, futuro yerno de Rocío Nahle, habría provocado una fuerte crisis familiar, a grado tal que presuntamente habrían decidido cancelar la boda que se realizaría el sábado 22 de junio próximo, a las 17:30 horas, en la capilla Sagrada Familia de la Hacienda Cielo Tisú, ubicada frente a la playa en la Riviera Veracruzana, del municipio de Alvarado.

Uno de los invitados por el matrimonio Peña-Nahle nos detalló que el banquete iba a ser servido por Les Croissants, una empresa de la Ciudad de México constituida en el año de 1982 orientada al ramo de la gastronomía y que cuenta “con el mejor y más capacitado personal, con los equipos más modernos, con tecnología de punta y con la sensibilidad que se requiere para cada tipo de evento”.

Supuestamente, el platillo que se iba a servir habría sido cotizado en 6 mil pesos por persona.

Y para amenizar la fiesta habrían contratado un grupo musical y… ¡hasta una orquesta sinfónica!, pues nos dicen que a la encantadora novia Tania Peña Nahle le fascina la música clásica.

¿También iban a estrenar el yate?

Te recomendamos