Alex Albon desvela por qué es tan difícil ser compañero de Verstappen

29 noviembre, 2023 4:18 pm

Helmut Marko y Christian Horner han señalado una y otra vez que trabajar al lado de Max Verstappen puede ser un gran problema para sus compañeros en Red Bull, aunque ninguno de ellos se había animado a dar detalles del porqué, algo que sí hizo Alex Albon, hoy primer piloto de Williams.

Para iniciar, en charla con High Performance Podcast el piloto tailandés acabó por admitir que el coche se construye en torno a las necesidades de Max Verstappen, un piloto de características únicas que, por ende, exige configuraciones especiales para exprimir al máximo sus cualidades.

“Lo primero es que mucha gente dice que el coche se construye en torno a él. Y la verdad… el coche es lo que es”, inició Albon, quien corrió 17 Grandes Premios junto al neerlandés antes de que le dieran las gracias y su lugar fuera tomado por Sergio Pérez para la temporada 2021.
“Tiene un estilo de conducción bastante único, con el que realmente no es tan fácil llevarse bien. Todos tienen un estilo de conducción. Yo diría que mi estilo de conducción es un poco más simple, pero me gusta un auto que tiene una buena parte delantera, por lo que es bastante afilado, bastante directo. Max también, pero su nivel de ‘afilado y directo’ es completamente distinto”, detalló.

‘Como aumentar la sensibilidad del mouse’
Enseguida, Albon explicó que para corresponder con lo que quiere, los monoplazas de Red Bull se vuelven incontrolables, como si se tratara de un mouse al que se le ha aumentado la sensibilidad.

“Al moverlo sentir la manera en que se desplaza por todas partes. Se vuelve tan afilado que te pone un poco tenso, y lo que termina pasando es que comienzas un poco atrás al principio del año, pero no demasiado.
“En el transcurso de la temporada, Max quiere que esa parte delantera del auto sea más y más afilada. Conforme se desarrolla más y más afilada, él se vuelve más y más rápido, entonces para emparejarte tienes que comenzar a tomar más riesgos”, describió.

Lo que comentó se adapta perfectamente a lo que sucedió con Checo Pérez, quien durante cinco carreras no logró avanzar a la Q3, además de que no logró recuperar el alto nivel que tuvo en las primeras fechas, salvo el final de la temporada.

“Puedes entonces estar a un par de décimas detrás en una sesión e intentar un poco más, te sales y chocas. Debes reiniciar nuevamente, has perdido un poco de confianza y de tiempo, y esa diferencia va creciendo un poco. En la siguiente oportunidad, sales a intentarlo nuevamente y te trompeas o cualquier otra cosa. Comienza a ser una bola de nieve, y conforme el auto se vuelve más y más afilado, empiezas a tener más tensión”, abundó.

Te recomendamos