APUNTES | Ahora sí van los medios

28 junio, 2023 11:32 am

“Yo no soy pelele de nadie” Xóchitl Gálvez Ruiz

La impresión que deja esta primera etapa de confrontación electoral entre aspirantes a candidatos a la presidencia, del partido en el poder y otros del llamado Frente Amplio por México (la Alianza va por México), es que los medios de comunicación están listos, con sus misiles Patriot, para participar en la guerra electoral del lado de quienes los han respetado, los han tomado en cuenta dándoles el sitio que merecen como factores importantes para el desarrollo de un país.
Viene la reculona dicen en el barrio.

Como ejemplos de las consecuencias que trae no tener una adecuada política de comunicación, o no tratar con ellos, podemos mencionar cuando Javier Duarte de Ochoa, por razones extrañas, dejó de cumplir con el pago de los espacios de publicidad que su gobierno había comprado, a todos los medios. Esto ocurrió seis meses antes de que concluyera su mandato y apenas le llegó el agua a los aparejos y ¡madres!, la prensa se le fue encima y las consecuencias de su irresponsabilidad las seguimos viendo y las sigue pagando el gordo.

Otro: Miguel Ángel Yunes Linares había sido Secretario de Gobierno con Patricio Chirinos y desde ese cargo cultivó buena amistad y extraordinaria relación con los representantes y dueños de los medios de comunicación, como que aspiraba a la gubernatura. El poder de Yunes en el chirinismo lo debía en gran medida al control que ejerció sobre los medios a fuerza de respetarlos y mantener contratos de publicidad.

Gana la gubernatura de dos años y manda al carajo a los medios, se apoya en las redes sociales y filtra la falsa versión de que las redes eran más importantes que los medios formales, que por eso su gobierno no tomaría en cuenta a las empresas periodísticas y miren lo que le pasó, esos medios con los que se peleó se encargaron de promover al candidato de Morena, que nadie conocía, por el solo hecho de combatir a quien se perfilaba peligrosamente a silla gubernamental, el hijo de Yunes Linares, la reflexión era sencilla, si con el papá nos fue mal, con el soberbio hijo peor, mejor el de Morena nos puede ir mucho mejor.

El escenario empeoró gracias a una política de corte nacional instrumentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien en calidad de candidato opositor le cerraron las puertas en los principales medios de comunicación, le hicieron perder dos elecciones antes de la tercera que ganó; le publicaron cualquier cantidad de libelos y ofensas y al llegar al poder con el apoyo de 30 millones de mexicanos, decidió comunicarse diariamente con sus gobernados a través de la mañanera y prescindir de los servicios de las empresas informativas de todo tipo.

Han sido más de cinco años de sobrevivir sin ingresos y sin esperanza, combatiendo a un gobierno que se pone de pechito para que lo golpeen, pero sin resultados económicos como era antes, tan difícil ha sido esta lucha para los periodistas que las escuelas de periodismo que quedan lucen sus aulas vacías, pocos jóvenes en la actualidad aspiran a convertirse en periodistas profesionales.

Y como la oportunidad la pintan calva pues apenas se medio organizan los partidos opositores a Morena y aparecen infinidad de grupos sociales dispuestos a participar en un gran frete para echar del poder a Morena, los medios abren sus puertas de par en par para apoyarlos, saben que si se le logra ganar a la 4T el poder, el futuro para los medios de comunicación en general será otro, van los medios por la recuperación del poder que por muchos años tuvieron.

Cuestión de ver a sus analistas para darnos cuenta el entusiasmo que despierta en ellos la existencia de infinidad de agrupaciones de la clase media que se han venido creando con el único objetivo de echar a Morena del poder.

Pepe Yunes con ganaderos y agricultores

En gira de trabajo por el norte del Estado, el Diputado Federal Pepe Yunes Zorrilla sostuvo una reunión con sectores ganaderos, agrícolas y citricultores, quienes padecen severas carencias originadas por los recortes presupuestales del Gobierno Federal.

Al escuchar a los liderazgos de la zona pudo constatar los graves problemas que tiene el sector campesino, quienes apenas reciben siete mil pesos promedio como apoyo al año, a lo que Pepe se refirió como un ejemplo del falso discurso de este gobierno:
“Son los pobres la bandera del gobierno de Morena, a quienes les ofrecieron un mejor futuro, pero los que lamentablemente están padeciendo las peores condiciones de las últimas décadas; es infame que la Federación destine tan poco dinero a quienes son la maquinaria que alimenta a los mexicanos, los problemas no se resuelven con palabras, se requieren acciones concretas”, comentó.

El legislador destacó que otra de las grandes calamidades de la zona es el “Dragón amarillo”, una plaga que no se ha logrado erradicar y que, ante la falta de incentivos económicos para combatirla ha avanzado de manera alarmante, lo que afecta la producción de cítricos y la vida económica de los habitantes de la región.

Pepe Yunes se comprometió a seguir tocando puertas como gestor, para buscar soluciones: “Tengo muchos años regresando a Álamo, en 2016 aquí gestioné 150 millones de pesos para construir el puente que hoy facilita que las cosechas salgan más fácilmente, y aunque hoy es más difícil gestionar recursos porque todo lo ha centralizado el gobierno federal, seguiremos intentando y dando la cara, de frente a las necesidades de la gente”, puntualizó.

Yunes Zorrilla comentó que Veracruz debe aprovechar las oportunidades comerciales que se están abriendo, ya que es un Estado privilegiado que cuenta con grandes autopistas y puertos de primer nivel y estas ventajas competitivas deben servir para que el campo, la pesca y el ganado detonen de manera positiva y existan mejores condiciones económicas para las y los veracruzanos.

MC el que más ha crecido, Dante

Movimiento Ciudadano gobierna más de cien municipios, entre ellos capitales importantes como Guadalajara, Monterrey y Campeche; además, cuenta con al menos 70 diputados locales, 25 diputados federales y once senadores.

En el pasado proceso electoral, el partido consolidó su presencia en el estado de Jalisco en donde ganó 48 presidencias municipales y 16 diputaciones locales y siete diputados federales; mientras que en Monterrey ganó la gubernatura en manos de Samuel García y hoy gobierna en diez municipios, de los cuales seis fueron ganados directamente en elección, entre ellos, la más importante en manos de Luis Donaldo Colosio: Monterrey. En tanto que los candidatos de los municipios de China, Melchor Ocampo, Los Ramones y Los Herreras, luego de asumir sus cargos renunciaron a sus respectivos partidos para sumarse a MC.

Es por eso que el empresario Claudio X González, uno de los coordinadores del Frente Amplio por México, ya ha comenzado a presionar e incluso amagar a Movimiento Ciudadano a que se una a él pues de lo contrario, dijo, pagará las consecuencias.

“¿De qué depende que se sumen o no se sumen? Depende de distintas cosas. Pero una fundamental que está en nuestro control es presionarlos, seriamente, a que lo consideren, seriamente; que haya consecuencias a que se levanten de la mesa de negociación”, dijo.

Por su parte el Senador y fundador de ese partido Dante Delgado asegura que Movimiento Ciudadano va a ganar las presidenciales de 2024. Sin alianzas políticas, con la fuerza de la sociedad y un candidato que presentarán en diciembre. “Este país”, dice con grandilocuencia, “tiene derecho a un gran destino”.

Por su carrera política han pasado varios partidos hasta llegar a este último proyecto de éxito creciente. En el camino dejó compañeros como el presidente del Gobierno, Andrés Manuel López Obrador, de quien asegura que ha entrado en desvaríos políticos y fomentado una polarización que, si no cambia, conducirán al país a un “baño de sangre”. Desde su asiento en el Senado observa estos días el último capítulo de la descomposición del PRI, en cuyas filas se formó. Puede decirse que ha puesto la cesta para recoger esos votos. Pero él dice poco. Prefiere no especular. Maneja el tono de voz, ora socarrón, ora cadencioso, ora exaltado como tribuno. Las pausas dramáticas. “Yo tengo más amigos en el PRI que Alito”, se envalentona. Y no solo en ese partido, por lo que cuenta. ¿Ebrard? “Es mi amigo”. ¿Monreal? “Mi amigo”. Y todos ellos, asegura, tienen la voluntad de “organizar el proyecto que habrá de derrotar” al presidente. Como un actor, se hace esperar y aparece con su sombrero borsalino entre la nube de colaboradores. Cuando le dan la mano, ofrece el puño.

Reflexión

Setenta pipas llegaron ayer a la quimera de refinería que es dos Bocas. Las pipas venían hasta el tope de gasolina para el simulacro del primero de julio.

Te recomendamos