Cofepris realiza toma de muestras de agua en 11 Playas de Veracruz

Veracruz. Ver.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), inició con la toma de muestras para determinar si las playas de Veracruz son aptas para los turistas.

El muestreo en 11 playas del Puerto de Veracruz se realiza en coordinación con las autoridades estatales sanitarias y la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública.

En Veracruz la última medición pública se realizó entre el 30 de noviembre y el cuatro de diciembre, previo a las vacaciones decembrinas, donde se determinó que todas las playas estaban aptas.

En el caso del puerto de Veracruz las playas que se miden son: Playa Antón Lizardo, Playa Santa Ana, Tumbao, Mocambo, Gaviota, Pelícano, La Bamba, José Martí, Villa del Mar, Hornos y Regatas.

A nivel nacional se mapean 290 playas en 17 estados costeros con el propósito de determinar si representan o no un riesgo para la salud.

El muestreo consiste en la recolección de agua de mar en seis ocasiones en distintas fechas para garantizar resultados representativos de su calidad. Es realizado por personal especializado de las autoridades sanitarias en cada estado.

Esta medición es utilizada para determinar qué playas son aptas y no aptas con el fin de informar si existe o no un riesgo sanitario. Su instrumentación se lleva a cabo de conformidad con los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que establece 200 enterococos por 100 mililitros de agua, y se realiza siguiendo el Manual operativo para el monitoreo de agua de contacto primario en el agua de mar de playas y cuerpos de agua dulce.

Los resultados se publicarán previo a los tres principales periodos vacacionales: Semana Santa, verano e invierno. Están disponibles a través de la página https://bit.ly/3i5T8zb y la plataforma digital construida de forma conjunta con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en: https://bit.ly/2T9T8G3.

Adicional a este muestreo, realizado desde 2003, Cofepris realiza otras actividades para control y vigilancia sanitaria del agua, como el monitoreo de límites permisibles de características microbiológicas, físicas, organolépticas, químicas y radiactivas para preservar su calidad hasta la entrega a consumidores.

Te recomendamos