Denuncia Alejandro Cossio que Cuitláhuac García sabe y tolera actos de corrupción en Secretaria de Salud con Roberto Ramos que beneficia a Gifyt S.A de C.V

El empresario de la industria farmacéutica Alejandro Cossio, denunció que el gobernador del estado Cuitláhuac García Jiménez está enterado de toda la corrupción con la que opera el secretario de salud del Estado Roberto Ramos Alor quien, continúa fomentando prácticas de irregulares en la dependencia al evitar lanzar licitaciones para seguir «extendiendo» contratos a compañías como la empresa Gifyt S.A de C.V encargada de servicios de hemodiálisis en centros de salud del estado, a la que están beneficiando a cambio de jugosas sumas, pero no ha hecho nada.

Lamenta apuntó que Cuitláhuac García lo haya escuchado, pero hasta el momento no existe ningún cambio pues continúan las mismas prácticas corruptas para beneficiar a las mismas empresas año tras año.

Dijo la que la citara empresa poblana, se alió con funcionarios del Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, para de manera ventajosa, obtener contratos millonarios y obtener “extensiones de los mismos”.

Lo anterior denunció el empresario farmacéutico veracruzano, Alejandro Cossío Hernández, quien dijo que funcionarios de la Secretaría de Salud de Veracruz, han amañado los procesos para beneficiar a la compañía poblana.

Al ser cuestionado sobre la finalización del contrato de la empresa Gifyt S.A. de C.V que inició el 1 de julio y concluyó este 31 de diciembre del 2020 por un monto de 57 millones 554 mil 258.40 pesos, el empresario del ramo quien compitió y denunció prácticas irregulares, dijo que lo que está haciendo la dependencia que encabeza, Roberto Ramos Alor, es hacer las llamadas “extensiones” de los convenios, para aplazar las licitaciones y que la misma compañía siga obteniendo recursos.

Dijo que unos cuantos funcionarios – con intereses desconocidos- se reúnen y dictan ampliaciones de los contratos por Acuerdo de Comité, lo que es a todas luces una práctica ilegal, ya que no se hacen las licitaciones como la Ley lo indica.

Esto, impide que empresas incluso veracruzanas puedan competir, ya que el contrato únicamente se extiende a la misma empresa señalada de deficiencias.

“Están solapados desde la corrupta administración del actual gobierno, la forma mañosa de retenerlos (los contratos) y de no hacer una licitación pública para poder seguir protegiendo y seguir dando los compromisos que tienen con la actual administración que no sé de qué tipo sean, para seguir solapando a una empresa de tan mala calidad, y de tan mal servicio, es darles ampliaciones por Acuerdo de Comité”.

Para el empresario, esta situación es “un truco” como lo han hecho con todos los servicios integrales de hemodiálisis, donde “sacan las licitaciones a modo, donde aquellos competidores no puedan participar, porque lleva candados, por eso las pocas licitaciones prácticamente se inscribe la empresa ganadora, porque está hecho a modo de que continúen las empresas actuales”.

El empresario farmacéutico veracruzano, Alejandro Cossío Hernández, dijo que desde que Gifyt S.A. de C.V ganó la licitación para prestar el servicio, inmediatamente incurrió en irregularidades pues no contaba ni con equipo, ni con plantas de tratamiento, ni con las instalaciones dignas para atender a pacientes en la entidad.

Pese a ello, la Secretaría de Salud les ha entregado el servicio sub-rogado en el Hospital Regional de Coatzacoalcos “Valentín Gómez Farías”, Hospital de Alta Especialidad de Veracruz, Hospital Regional de Xalapa “Luis F. Nachón”, Hospital General de Córdoba, Centro de Alta Especialidad de Xalapa “Rafael Lucio”, Hospital Regional de Tierra Blanca “Jesús García Corona” y Hospital Regional de Poza Rica.

El representante de Reactivos y Químicos, S.A de C.V., compañía que buscaba quedarse con el contrato, mismo que dijo lo asignaron por medio de prácticas tramposas, señaló que personalmente acudió a denunciar todo ante el Gobernador del Estado, Cuitláhuac García, quien conoce que pacientes que requieren hemodiálisis han fallecido por la irresponsabilidad de la empresa.

“Y de este tema, lo sabe el Gobernador de Veracruz, yo personalmente se lo dije, yo lo denuncié está una denuncia ante la Contraloría y nunca hicieron nada, ni han hecho, ni van a hacer nada, porque si no les han importado los niños con cáncer, tu crees que les va a importar los adultos con problemas de las enfermedades de riñón crónico degenerativas, si algo tiene este gobierno lamentablemente, además de inexperto y corrupto, es que no le importa el dolor de la gente”

Además, confirma que el contrato para GIFY venció el 31 de diciembre del 2020 y que hasta ahora, la Secretaría de Salud no ha lanzado ninguna licitación.

Remarcó que con el pretexto del COVID, SESVER por dedazo sigue haciendo las extensiones de los contrarios, y la misma empresa sigue quedándose con los recursos, pese a las deficiencias, incluso, a los fallecimientos de pacientes.

“Debería hacerse la licitación para que las empresas puedan entrar a sustituir a la empresa que está (…) tienen que hacerse de manera pública, no ha habido una nueva licitación, porque si la hubiera, por supuesto que yo participaría, nosotros somos y tenemos la empresa más grande del país, contamos con el mayor número de equipos instalados, con todas las certificaciones, nadie nos puede competir en precio ni en calidad, pero es una pena lo que pasa en mi estado”.

Te recomendamos