El problema de Hidalgo es el huachicol, no el narcotráfico: Fayad

El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, reconoció su mayor problema es el huachicol y no el narcotráfico, ya que la entidad ocupa el lugar número 1 en el robo de combustible.

“Afortunadamente los índices delictivos han ido a la baja y no tenemos presencia de los grandes cárteles del crimen organizado (…) lo que tenemos como principal problema que enfrentar juntos es el fenómeno del huachicol, del cual derivan otras figuras delictivas”, dijo Fayad.

De acuerdo con el gobernador, la tendencia de la incidencia delictiva en Hidalgo inició un descenso constante a partir de mayo del 2019, cuando entró en operación el Centro de Control, Comando Comunicaciones, Cómputo, Coordinación e Inteligencia (C5i).

“Aquí están conectadas 10 mil cámaras de vigilancia a lo largo de los municipios más importantes para la protección de las familias hidalguenses”, señaló el mandatario.

Gracias a la estrategia “Hidalgo Seguro”, aseguró, la delincuenciaha bajado ahora se tiene una menor incidencia delictiva que los estados que los rodean, indicó el gobernador.

Primer lugar nacional en robo de combustible

Durante su participación, el titular de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, aseguró que Hidalgo ocupa el primer lugar en robo de combustible, principalmente en los municipios próximos a la refinería de Tula.

“El estado tiene el primer lugar en tomas clandestinas, en robo de combustible y en combustible recuperado; la rededor de la refinería de Tula es donde se presenta este robo de combustible; son 21 municipios en los que tenemos esta actividad, en 6 de ellos es donde se concentra la mayor cantidad de tomas clandestinas”.

Homicidios, a la baja

En cuanto a los homicidios en el estado, el gobernador Fayad aseguró que ha habido “una reducción verdaderamente significativa en un año”, en cuanto a los que están relacionados con el crimen organizado, aunque el total se ha elevado.

“Al separar los homicidios totales de aquellos que tienen que ver específicamente con el enfrentamiento de bandas del crimen organizado, hemos tenido una reducción verdaderamente significativa en un año, y aunque la cifra de homicidios pueda ir a la alta, el tipo de homicidios perpetrados por la violencia que se utiliza para cometer los mismos, afortunadamente ha disminuido”, dijo el gobernador.

 

Te recomendamos