FIFA inicia conversaciones sobre alternativas al plan de la Copa del Mundo bienal

El controvertido plan de la FIFA de celebrar el Mundial cada dos años no figura en el orden del día del congreso de esta semana, y las conversaciones se centrarán en propuestas alternativas, informaron fuentes a Reuters.

Aunque los delegados de la FIFA escucharán una actualización de las consultas sobre los cambios en el calendario de partidos internacionales, la controvertida propuesta de celebrar la Copa Mundial cada dos años no se votará.

El plan, respaldado por el presidente Gianni Infantino, se encontró con la fuerte oposición de la Conmebol, la UEFA y los principales clubes europeos.

El congreso de Doha del jueves se había visto como una batalla potencialmente decisiva sobre la idea, pero Nasser Al-Khelaifi, presidente de la Asociación de Clubes Europeos, dijo el martes que no le sorprendía su ausencia en el orden del día.

«Para nosotros no es una idea, básicamente, así que no creemos que haya que discutirla (…) no existe. Creo que no puedo ser más claro», dijo el qatarí, que también es presidente del Paris Saint Germain.

La FIFA afirma que continúan las discusiones sobre los planes para reformar el calendario, que establece qué torneos y partidos se celebran a lo largo de la temporada. El acuerdo actual sobre el calendario finaliza en 2024.

Fuentes han dicho a Reuters que, tras haberse opuesto firmemente al plan bienal, los representantes europeos están ahora comprometidos en las conversaciones sobre el calendario más amplio, que se espera que se intensifiquen esta semana en entornos informales.

«Hay un ambiente diferente ahora, las cosas han mejorado entre la UEFA y la FIFA», dijo una fuente.

A principios de este mes, el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, sugirió que la FIFA había renunciado a la idea de Wenger.

Victor Montagliani, presidente de la CONCACAF, ha planteado la idea de celebrar un torneo diferente en el espacio que se había previsto para el Mundial adicional.

Montagliani, que también es vicepresidente de la FIFA, ha sugerido que un torneo basado en la Copa Confederaciones, que no se ha celebrado desde 2017, o una versión global de la Liga de Naciones, utilizado por la UEFA y la CONCACAF, podría ser una solución.

La Copa Confederaciones se celebraba cada cuatro años, antes del Mundial, y en el torneo de ocho naciones participaban los ganadores de los campeonatos continentales, como la Eurocopa y la Copa América, junto con el campeón del mundo y el país anfitrión.

Aunque no se consideraba un torneo importante en Europa, era muy popular en otros lugares, y las fuentes señalan que algunos debates se han centrado en un formato de eliminatoria de 16 equipos para cualquier versión renovada.

El formato de la Nations League se creó como alternativa a los partidos amistosos en Europa y la CONCACAF, y una de las ideas que se barajan, según las fuentes, es «globalizar» la competición con finales cortas, de forma similar a como ha funcionado la «Final Four» de la UEFA.

Te recomendamos