Florentino Romero, taxista identificado en fosa de Atzacan

Florentino Romero Antonio era taxista y administrador de la Central Teletaxi, en el municipio de Camerino Z Mendoza., el 30 de junio pasado su familia fue informada que sujetos armados se lo habían llevado de su lugar de trabajo. No lo volvieron a ver. Este 30 de noviembre, cinco meses después de que fuera reportado como desaparecido, recibieron sus restos para darles cristiana sepultura.

Romero Antonio es uno de los 15 cuerpos que fueron recuperados en el terreno de una casa de seguridad en el municipio de Atzacan y uno de los seis que han sido identificados y entregados a sus familias. Romero fue identificado junto con un taxista, otro cuerpo más que fue entregado, pero sus parientes no han autorizado dar información sobre él, mencionó la representante del Colectivo de Familiares de Desaparecidos Orizaba-Cordoba, Araceli Salcedo Jiménez.

Eran exactamente las 9:15 horas cuando la esposa de Florentino perdió comunicación con él, pasaron 20 minutos y le llamaron taxistas para avisarle que su marido había sido privado de su libertad por sujetos armados que se lo llevaron.

Para ella, sus hijas y el resto de su familia empezaron las horas de angustia. Esperaban una llamada quizá para pedirles dinero a cambio de su liberación, pero no hubo nada. No volvieron a saber de él. Entonces decidieron denunciar su desaparición ante la Fiscalía Especializada.

Florentino Romero Antonio tenía 37 años cuando desapareció y como seña particular usaba placa dental. Lo que no decía la ficha es que sus familiares lo conocían como un hombre honesto, trabajador y cariñoso con sus hijas de 15, 10 y 3 años. Por él, su familia marchó el 5 de julio de los límites con Río Blanco a Nogales.

Te recomendamos