¡Hace 55 años! Así fue el último concierto oficial de The Beatles

El último concierto oficial de The Beatles tuvo lugar un día como hoy, 29 de agosto, pero de 1966 en la ciudad de San Francisco, California. Así lo recordó el reconocido periodista y publicista musical canadiense Eric Alper en sus redes sociales.

«Hoy hace 55 años, The Beatles realizó su último concierto oficial en Candlestick Park en San Francisco, California. El último tema que tocaron fue «Long Tall Sally», de Little Richard», escribió el periodista en su cuenta de Twitter.

El sitio especializado en la banda, BeatlesBible, también señala que éste fue el último evento que la banda realizó de forma oficial, pues el show que dio en enero de 1969 en la azotea del edificio Apple fue completamente imprevisto.

«La capacidad del parque era de 42 mil 500 asistentes, pero sólo se vendieron 25 mil boletos, dejando grandes secciones de asientos sin vender. Los fanáticos pagaron entre 4.50 dólares y 6.50 dólares por las entradas, y la tarifa de The Beatles fue de alrededor de 90 mil dólares. El promotor del programa fue la empresa local Tempo Productions», indica la página.
Además, BeatlesBible reúne en su sitio varios testimonios de este concierto:

«Hubo una gran charla en Candlestick Park de que esto tenía que terminar. En ese concierto de San Francisco parecía que esta podría ser la última vez, pero nunca me sentí 100 por ciento seguro hasta que regresamos a Londres. John quería renunciar a más que los demás. Dijo que había tenido suficiente», dijo Ringo Starr para el libro Antology.
Por su parte, Gene Nelson, presentador del evento, señaló en el la publicación The Beatles off the record: «Fue difícil trabajar en un estadio como MC, especialmente porque los Beatles se estaban tomando su tiempo para salir. Estaba tratando de entretener a una multitud que gritaba: ‘Beatles, Beatles, Beatles’. El vestuario era un caos. Había mucha gente ahí. La prensa intentó conseguir pases para sus hijos y allí estaba el cantante Joan Baez. Cualquier celebridad local que estuviera en la ciudad estaba en el camerino. Estaban teniendo una fiesta. ¡Se estaban divirtiendo perfectamente, mientras yo me congelaba en la segunda base!».

Antes de uno de los últimos temas, configuramos una cámara, creo que tenía un ojo de pez, una lente gran angular. La pusimos en el amplificador y Ringo bajó la batería, y nos quedamos de espaldas al público y posamos para una fotografía, porque sabíamos que era el último espectáculo», declaró George Harrison para The Beatles Off The Record.

Te recomendamos