Hamás informa la muerte de dos rehenes en un video propagandístico

16 enero, 2024 9:44 am

El grupo islamista Hamás anunció que los rehenes Yossi Sharabi, de 53 años, e Itay Svirsky, de 38, habrían muerto en cautiverio, en un video propagandístico que venía promocionando desde el domingo.

Difundido por sus canales de Telegram, el grupo muestra a los dos rehenes pidiendo al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que frene la guerra porque “corren peligro”, en una fecha por especificar.

A continuación, la rehén Noa Argamani, de 26 años, quien supuestamente sigue viva, relata cómo murieron sus compañeros de cautiverio.

“Me ubicaron en un edificio. Fue bombardeado por un ataque aéreo de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), por un avión de combate F16. Se dispararon tres cohetes. Dos de los cohetes explotaron y el otro no”, explica Noa Argamani.

La joven cuenta que en ese edificio estaban ella, Itay y Yossi, junto con milicianos de las Brigadas al Qasam, el brazo armado de Hamás, que cometió el brutal ataque del 7 de octubre en Israel, con el resultado de más de mil 200 muertos y unos 250 secuestrados.

“Después de que el edificio en el que estábamos fuera alcanzado, todos quedamos enterrados bajo los escombros. Los soldados de Al Qasam me salvaron la vida, y la de Itay. Desafortunadamente, no pudimos salvar la de Yossi”, explica la rehén.

“Después de dos noches, Itay y yo fuimos reubicados en otro lugar. Mientras nos transportaban, Itay fue alcanzado por otro ataque aéreo de las FDI. No sobrevivió”, prosigue Noa, cuya liberación por motivos humanitarios ha sido ampliamente solicitada, pues a su madre le han diagnosticado un cáncer terminal.

El Ejército israelí no se ha pronunciado aún sobre la veracidad de la información facilitada en el video propagandístico de Hamás.

Antes del relato de Noa Argamani, el video incluye sendos testimonios de Itay y Yossi, en los que hablan de las difíciles condiciones de cautiverio, sin agua ni comida, y piden a Netanyahu que ponga fin a la guerra, unas declaraciones que podrían haber pronunciado bajo presión.

“He sido abandonado por mi gobierno dos veces, una cuando fui secuestrado en Beeri y otra ahora. Por favor, Netanyahu, para esta guerra, llévanos a casa. Las condiciones son muy difíciles, no tenemos comida ni agua. Estoy en peligro en todas partes”, se escucha decir a Itay Svirsky al inicio del vídeo.

“Mientras la guerra continúa, la situación se vuelve más difícil. Estamos cada vez es mayor peligro. Por eso la guerra debe terminar”, afirma Yossi Sharabi.

Quedan dentro de la Franja 136 rehenes, aunque se estima que unos 25 podrían estar muertos, según información de inteligencia recabada por Israel.

En total, 110 secuestrado han sido liberados hasta ahora, 105 de ellos durante un acuerdo de tregua en noviembre; mientras que el Ejército ha recuperado los cuerpos de once rehenes muertos en cautiverio, tres de ellos asesinados por error de las tropas israelíes en combate.

Al cumplirse 100 días de guerra, las familias de los rehenes convocaron una manifestación multitudinaria en Tel Aviv durante 24 horas para reclamar al Gobierno que haga todo lo posible y negocie lo que sea necesario para llevar de vuelta a Israel a todos ellos, mientras que Netanyahu apuesta por mantener la presión militar sobre Hamás como única alternativa.

Te recomendamos