Héctor Lagunes y su esposa Carmen Marín, acudieron a la comunidad de Cabellal, donde cada año se pasea por las principales calles a San Isidro

Fortaleciendo la devoción popular entre las familias, desde muy temprano el día de hoy el Alcalde Héctor Lagunes y su esposa Carmen Marín, acudieron a la comunidad de Cabellal, donde cada año se pasea por las principales calles a San Isidro Labrador para pedirle lluvia y buenas cosechas.
Te recomendamos