HORA CERO | Las opciones de la oposición veracruzana

26 octubre, 2023 10:59 am

Mientras en el proceso interno de Morena la balanza se inclina a favor de la ex secretaria de Energía, Rocío Nahle, en la oposición las cosas no parecen tan claras.

La determinación del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, en el sentido de que los partidos políticos deberán postular a mujeres en al menos 5 de los 9 estados que tendrán elecciones locales en 2024, podría desencadenar un escenario imprevisto hasta hace poco tiempo.

A pesar de las declaraciones del dirigente del Comité Directivo Estatal del PRI, Adolfo Ramírez Arana, que abrieron el abanico en cuanto a las posibles cartas de su partido para la gubernatura, hasta hace unos meses sólo se barajaban dos posibilidades en el tricolor: el diputado federal José Francisco Yunes Zorrilla, y el ex senador Héctor Yunes Landa; ambos, ex abanderados al gobierno estatal en 2018 y 2016, respectivamente.

Ramírez Arana encartó al alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez Francos, aunque este personaje, líder indiscutible en su municipio, haya expresado desde hace meses su intención de no participar en las elecciones de 2024.

También mencionó el priista, como cartas femeninas, a la diputada local Anilú Ingram Vallines, quien ha intensificado sus recorridos y su presencia en las diferentes regiones de la entidad; y a la federal Lorena Piñón Rivera, posición muy cercana al dirigente nacional, Alejandro Moreno.

Son horas cruciales para la oposición veracruzana, no sólo para el PRI: en unos 45 días, antes del 1 de enero, los partidos deberán informar al INE cómo aplicarán el principio de competitividad  en las candidaturas de mujeres; es decir, en qué estados las postularán.

Los escenarios posibles para la oposición de cara a 2024 se pueden reducir a dos:

Si en los acuerdos entre los partidos que integran la alianza se determina, como todo parece indicar, que el PRI lleva mano en la candidatura; y correspondiera la postulación de un hombre, veremos a Pepe Yunes en las boletas electorales; un aspirante competitivo con el que se podría generar un escenario de contienda muy cerrada entre Morena y la oposición.

Por otro lado, si se determina que Veracruz está entre los 5 estados donde la alianza opositora postulará mujeres, y el PRI define la candidatura, todo quedará entre dos protagonistas: Anilú Ingram y Lorena Piñón, encartada de última hora por Ramírez Arana.

Otro escenario, menos probable, es que Acción Nacional postule al abanderado de la alianza; si fuera el caso, todo se centraría en el senador Julen Rementería.

Lo evidente es que, con la única excepción de Anilú Ingram, quien recorre la entidad y mete ruido en el proceso interno, parece que la oposición veracruzana no se preparó para el escenario de la postulación de una mujer a la gubernatura.

Para la jornada electoral faltan menos de 8 meses, tiempo insuficiente para posicionar una nueva carta en el entorno estatal.

El de la paridad de género en la coalición opositora es un tema que todavía no resuelven los partidos involucrados; la determinación del Consejo General del INE terminó por modificar el escenario político veracruzano; y la alianza PAN-PRD-PRI en Veracruz dependerá en gran medida de las decisiones que se tomen al respecto.

@luisromero85

Te recomendamos