Lavrov denuncia retroceso en negociaciones por cambio de postura de Kiev

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, denunció un retroceso en las negociaciones con Ucrania debido a un cambio de postura de Kiev en relación con la península de Crimea y el Donbás, y la posibilidad de celebrar maniobras militares sin autorización de los países garantes.

La incapacidad de llegar a acuerdos caracteriza una vez más las auténticas intenciones de Kiev y su política de alargar e incluso abortar las negociaciones a través de la renuncia a los entendimientos ya alcanzados”, afirmó Lavrov en una declaración grabada en vídeo y difundida por su departamento en Telegram.

Lavrov precisó que el miércoles la parte ucraniana presentó “su proyecto de acuerdo” que abandona “puntos muy importantes” consensuados en la reunión del Estambul del 29 de marzo, considerada positiva por el Kremlin.

“En ese documento los ucranianos formularon claramente que las futuras garantías de seguridad de Ucrania no se extenderían a Crimea y Sebastopol. En el proyecto de ayer esa clara afirmación está ausente”, explicó.

“Figura la idea de que los asuntos de Crimea y el Donbás se abordarán en la reunión de los presidentes de Rusia y Ucrania. Todos recordamos cómo el presidente (ucraniano, Volodímir) Zelenski aseguró más de una vez que dicha reunión es posible solamente después del cese de las acciones militares”, subrayó.

Lavrov agregó: “La idea es evidente, pero es inadmisible”.

Seguramente en la próxima etapa la parte ucraniana pedirá la retirada de las tropas, añadiendo más y más condiciones”, añadió.

Además, Kiev también habría modificado la cláusula respecto a que, como Ucrania acepta el estatus neutral, no nuclear y al margen de bloques militares, cualquier ejercicio militar con participación de “contingentes extranjeros” sólo se podría celebrar con el acuerdo de “todos los países garantes, incluido Rusia”.

Según el jefe de la diplomacia rusa, en la nueva propuesta ucraniana “ese punto inequívoco ha sido modificado”, ya que ahora Kiev sí podría celebrar maniobras “con el beneplácito de la mayoría de los países garantes, sin ninguna alusión a Rusia”

Vemos al respecto que el régimen de Kiev está controlado por Washington y sus aliados, que empujan al presidente Volodímir Zelenski a continuar las acciones militares”, lamentó.

Pese a “todas las provocaciones, la delegación rusa continuará el proceso negociador, presentando nuestro proyecto de acuerdo en el que están plasmadas de manera clara y completa nuestras posiciones claves iniciales y nuestras demandas”, recalcó.

El martes Lavrov ya acusó a Occidente de utilizar la “provocación” sobre la matanza supuestamente cometida por las tropas rusas en la localidad ucraniana de Bucha, que Moscú considera un “montaje”, para torpedear las negociaciones.

Lavrov llamó entonces a Occidente a presionar a Kiev para que no sabotee las negociaciones y advirtió que Moscú no jugará “al gato y al ratón” con Kiev como ocurrió con los acuerdos de paz de Minsk que pusieron fin en 2015 a los combates a gran escala en el Donbás.

Te recomendamos