México apostará al “abc del futbol” para lograr el milagro en Qatar

La Selección Mexicana apostará al abc del futbol, meter goles, para tratar de vencer a Arabia Saudita y, con la ayuda de un milagro, clasificarse a los octavos de finales del Mundial de Qatar.

Con un empate 0-0 con Polonia y una derrota por 0-2 ante Argentina, los mexicanos están a punto de quedar eliminados en la fase de grupos por primera vez en los últimos ocho Mundiales.

Después de dos jornadas en cada grupo, México, Túnez y Uruguay son los únicos equipos que se han ido sin goles anotados en Qatar. En el caso de México la triste estadísticas se suma a los ceros recibidos ante Suecia y Brasil en sus dos últimos duelos en Rusia 2008, donde convirtieron por última vez en el minuto 66 ante Corea.

En este mundial México ni siquiera ha creado jugadas claras de gol, lo cual ha aumentado las críticas al seleccionador Gerardo “Tata” Martino, quien dejó fuera del equipo al joven Santiago Giménez, del Feyenoord neerlandés, líder goleador de la UEFA Europa League y al veterano Javier “Chicharito” Hernández, de Los Angeles Galaxy, quinto mejor anotador de la MLS.

A Giménez lo cortó para llevar a Raúl Jiménez, del Wolverhampton Wanderers de la Liga Premier de Inglaterra, fuera de forma por una lesión, y a Hernández, como parte de un veto luego de una presunta indisciplina. Sumado a ellos, el también delantero Jesús Manuel Corona, del Sevilla, no integró el Tri por una lesión.

Además, el “Tata” no llevó a Qatar al desequilibrante centrocampista Diego Lainez, del Braga portugués, con la explicación de que no ha jugado muchos minutos en los últimos meses.

Así las cosas, el ideal de los mexicanos para este miércoles se reduce a vencer a Arabia y que Polonia derrote a Argentina para que los aficionados se reúnan en la plazas públicas del país y griten a voz en cuello: “Polaco, hermano, ya eres mexicano”.

Es el mismo cuento de hace cuatro años, cuando los mexicanos perdieron con Suecia y estaban eliminados, pero Corea le ganó a última hora a Alemania, que con un empate hubiera sustituido al Tri en la fase de los 16 mejores.

Entonces los aficionados veneraron casi hasta los besos a cuanto coreano se encontraron en el país, sin importar si era residente, turista, apasionado al futbol o neófito del deporte. “Coreano, ya eres mexicano” fue el grito de una afición sedienta de triunfos, que celebra con el primer pretexto.

Si los polacos derrotan a Argentina, la eliminarán y quedará un boleto disponible, para México, si gana, o Arabia, si no pierde. El problema será si los argentinos cumplen el pronóstico y suman de a tres porque entonces los mexicanos necesitarán golear a los árabes o que el triunfo del equipo de Lionel Messi sea por muchos goles.

México presume desde 1994 clasificarse a octavos de finales en todos los Mundiales, algo que solo hicieron ellos y Brasil. La racha está en peligro, pero ya hace cuatro años estuvo a dos minutos de terminar y Corea le hizo dos goles a Alemania en tiempo de descuento.

Te recomendamos