Murales dañados por incendio en El Tajín, sin restaurarse

24 marzo, 2023 10:13 am

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no ha iniciado los trabajos de restauración de los murales dañados por un incendio en Edificio I de la zona arqueológica de El Tajín, por la falta del pago de la póliza de seguro.

El 21 de diciembre del 2022 se registró un incendio que de acuerdo al INAH dañó un área donde se realizaban trabajos para la restitución de una cubierta que, en 2021, colapsó parcialmente a causa del huracán “Grace.

El fuego afectó los elementos plásticos que se tenían colocados sobre las estructuras, como una medida de protección ante estas labores de restauración y los restos cayeron sobre pintura mural prehispánica, creadas entre 800 y 1200 d.C, que decora el interior del llamado Edificio I.

El INAH informó a AVC Noticias que se elaboró un dictamen de los daños a la pintura y el edificio que fueron enviados a la asegurada para hacer válida la entrega de la póliza de garantía, pero el trámite sigue en proceso de valoración, por lo que aún no hay dinero para la restauración.

También inició la carpeta de Investigación FED/VER/PRICA/0004474/2022 ante la Fiscalía General de la República contra quien resultara responsable, por lo que la zona sigue resguarda por la FGR, cerrada al público y no se pueden hacer trabajos de restauración alguna.

El dictamen y valoración de los daños elaborado por especialista a la zona fue reservado como información confidencial pues es medio de prueba para la denuncia ante la FGR.

En 2012, especialistas del INAH encabezados por la restauradora Dulce María Grimaldi Sierra, concluyeron la restauración de los 30 metros lineales de pintura mural prehispánica en interior del llamado Edificio I, de la Zona Arqueológica El Tajín.

La restauradora explicó que estas pinturas además tuvieron una función ritual y nos muestran aspectos de la religión de los antiguos habitantes de la metrópoli totonaca.

En una entrevista para medios entonces destacó que la obra mural muestra la representación de grecas y volutas, que aluden al dios Quetzalcóatl, y también figuras zoomorfas que fueron pintadas con gran detalle con representaciones de hombres-peces, hombres-reptiles y “un felino con cabeza y extremidades humanas, además de un caracol, con partes humanas cubiertas con plumas de aves”.

Grimaldi Sierra recordó que cuando los murales fueron descubiertos a principios de los años 90, quedaron a la intemperie, por lo que para protegerlos se colocó una techumbre de material orgánico. La cubierta fue reemplazada por una nueva palapa que en 2021 colapsó por el huracán Grace.

El Tajín es la ciudad prehispánica más importante de la zona norte, también llamada la Ciudad del Trueno, es la que tiene el mayor número de juegos de pelota, 17 en total.

Te recomendamos