Obama recauda 4 millones de dólares para la campaña de Biden

El expresidente estadounidense Barack Obama ya ha recaudado más de 4 millones de dólarespara el aspirante demócrata presidencial, Joe Biden, pese a que apenas este martes celebrará su primer evento para conseguir fondos para el además exvicepresidente. 

El pequeño evento, que Obama realizará en línea, representa una nueva prueba para el expresidente, pues buscará transferir su popularidad a Biden, quien lo acompañó durante su mandato y ahora intenta ganar la carrera por la Casa Blanca por su cuenta.

El equipo de Obama afirma que éste apenas es el arranque de una agenda bastante apretada, ya que intentará ayudar no solo a Biden, sino también a los demócratas postulados para cualquiera de las cámaras del Congreso de Estados Unidos.

Nueva oportunidad para Obama

Obama luchó de vez en cuando para levantar a otros candidatos demócratas cuando estuvo en la Casa Blanca, incluso llegando a perder el control de ambas cámaras entre el 2010 y el 2014.

Pero en la era del presidente Donald Trump, los demócratas creen que Obama podría provocar que más afroamericanos y jóvenes voten por ese partido.

“Hay dos grupos de votantes que Biden necesita mover”, dijo Dan Pfeiffer, exdirector de comunicaciones de la Casa Blanca.

“Tienes los 4 millones de votantes de Obama en el 2012 que se quedaron en el 2016. Obama obviamente tiene caché con ellos. Y hay que persuadir a algunos votantes que votaron por Barack Obama en el 2012 y por Trump o por un candidato de un tercero en el 2016, y Obama obviamente también tiene un rendimiento muy, muy alto con ellos”, dijo.

Obama anunció que respaldaría a Biden en abril, pero mantuvo un perfil bajo en las primarias y evitó en gran medida meterse en la política nacional.

En las últimas semanas, sin embargo, ha resurgido públicamente para hablar sobre la policía y los disturbios que siguieron tras la muerte del afroamericano George Floyd en Minneapolis.

Pero el apoyo de Obama no está exento de riesgos para Biden.

Para la campaña de Trump, le ofrece la oportunidad de nuevamente acusar a la administración anterior de no cuidar los intereses de los estadounidenses y, de haber traicionado al país, como apuntó el republicano el lunes, aunque sin pruebas.

 

Te recomendamos