PRD, un aliado menor

En armonía con la declaración que emitiera hace una semana su dirigente nacional, el presidente del Comité Directivo Estatal del PRD en Veracruz, Sergio Cadena Martínez, se refirió al riesgo de que el Sol Azteca no se incorpore a la alianza “Va por México” rumbo a las elecciones de 2024.

Antes, Jesús Zambrano Grijalva, dirigente nacional perredista, expuso su inconformidad con el acuerdo dado a conocer entre PAN y PRI para repartirse las candidaturas en los procesos de 2023 y 2024.

Marko Cortés, dirigente de Acción Nacional, adelantó que dentro de la alianza “Va por México”, el PRI postularía candidatos a las gubernaturas de Coahuila y Estado de México, en el presente año; en tanto que al albiazul correspondería la selección de abanderados tanto al gobierno capitalino como a la Presidencia de la República.

Dicho anuncio provocó que los perredistas pusieran el grito en el cielo; Zambrano dijo estar en desacuerdo con el pacto PAN-PRI, dado que se trata de una negociación bilaterial que excluye al PRD.

Sin el PRD en una alianza amplia, apuntó el líder perredista, no se ganaría la Ciudad de México ni la Presidencia, sostuvo.

Cuatro días después, a través de sus redes sociales, el dirigente del Sol Azteca en Veracruz, Sergio Cadena Martínez, fue en sintonía con Zambrano: “el evento de relanzamiento de la Alianza Va por México quedó marcado por los acuerdos privados que el PRI y el PAN pactaron unilateralmente en la definición de candidaturas hacia el 2024; lo que parecía un acuerdo nacional de fuerzas opositoras tripartidistas se convirtió en un acto de desencanto para el PRD, para sus liderazgos y sus bases sociales, por la exclusión de quienes ven al PRD como una aliado menor…”

Apuntó el ex alcalde de Catemaco que “este arrebato daña la dignidad del PRD, que de ninguna manera está de acuerdo con un trato con compromisos desiguales”; y que las alianzas han costado a su partido “votación y presencia política, que ha sacrificado por el avance democrático en Veracruz”.

Cadena Martínez recordó que en 2026, la votación del Sol Azteca fue determinante para ganar la gubernatura del estado; ese triunfo, dijo, no hubiera sido posible de otro nodo. “En 2021, los perredistas veracruzanos demostramos que tenemos un partido en pie de lucha y que a pesar de las presiones del gobierno, mantuvimos nuestra votación, mientras que nuestros aliados tuvieron pérdidas de 400 y 300 mil votos, más de la tercera parte de sus votaciones pasadas”.

Señaló que la coalición opositora no es la única opción del PRD, dejando entrever la posibilidad de una ruptura con panistas y perredistas.

La declaración de Cadena Martínez suena a baladronada; primero, porque el rumbo de la alianza Va por México no se define en Veracruz, sino en la mesa en que se sientan los dirigentes nacionales de los partidos participantes; en pocas palabras, las coaliciones no se firman en los comités estatales.

Otro punto: para efectos de Veracruz, nada está dicho rumbo al proceso de 2024 por parte de la oposición; ni siquiera se sabe si habrá alianza, qué fuerzas participarían en ella y mucho menos qué partidos postularán candidatos a la gubernatura y al Senado; y cómo se repartirán las posiciones en la Cámara de Diputados y en la Legislatura estatal.

@luisromero85

Te recomendamos