Putin da vacaciones a los rusos para frenar la pandemia

El jefe del Kremlin, Vladimir Putin, anunció una semana de vacaciones retribuidas a los rusos desde el 30 de octubre al 7 de noviembre para frenar el avance de la pandemia del coronavirus, que cobró la vida en las últimas 24 horas de más de un millar de personas, mientras los contagios superan diariamente los 30 mil.

“Ahora es especialmente importante frenar el pico de la nueva ola de la pandemia”, dijo Putin durante una reunión telemática con el Gobierno.

Putin, que ya impuso al principio de la pandemia una medida similar, admitió que la situación es “complicada” en todo el país, pero que “en muchas regiones” los ritmos de contagio han aumentado “significativamente”.

Vacaciones retribuidas
De esa forma respaldó la propuesta de la viceprimera ministra, Tatiana Golíkova, quien admitió que las medidas actuales “son insuficientes” para revertir la “tendencia negativa” de más de un millar de muertos diarios, cifra que tachó de “terribles”.

Golíkova incluso planteó al presidente la posibilidad de declarar jornadas no laborales en las regiones más afectadas por la pandemia ya a partir del 23 de octubre.

Entre ellas mencionó a varias repúblicas del Cáucaso, región considerada un agujero negro sanitario desde el estallido de la pandemia; además de la república de Tatarstán, la siberiana Tomsk o la península de Kamchatka.

Al respecto, Putin autorizó a las autoridades regionales tanto la imposición de vacaciones a partir del próximo sábado como su prolongación después del 7 de noviembre “en caso de necesidad”.

En abril de 2020 el presidente impuso por primera vez seis semanas de vacaciones obligatorias a los rusos, que interrumpió a mediados de mayo.

Todo, según el jefe del Kremlin, con tal de no repetir las imágenes de “algunos países europeos” en los que algunos pacientes esperan horas e incluso días para ingresar en un hospital, según dijo.

“Los tienen en ambulancias con aparatos de respiración asistida. Algunos nunca llegan al hospital debido a la falta de camas. Les pido que hagan todo lo posible para que en nuestro país no ocurra nada igual”, dijo.

Vacunación y falsas estadísticas
Putin vinculó el desolador panorama epidémico actual con “los bajos niveles de vacunación“, ya que solo 47 millones de rusos -32.4 por ciento del total- se han vacunado con la pauta completa, según las estadísticas oficiales.

“Insisto. Tenemos solo dos formas de pasar este período: enfermar o vacunarse. Es mejor vacunarse que después pagar graves consecuencias”, subrayó.

Expresó su perplejidad con el hecho de que rusos con educación superior insistan en rechazar la vacunación con Sputnik V, preparado ruso aún no aprobado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

“Bien, yo me vacuné. Pregunto: ‘¿Te vacunaste?. No. ¿Por qué? No sé, voy a esperar’. Es algo extraño. Gente con grados superiores. No entiendo qué es lo que pasa”, señaló.

Putin, que se vacunó hace varios meses con Sputnik V, se volvió a aislar a mediados de septiembre después de que varios de sus colaboradores más cercanos contrajeran el coronavirus.

Por todo ello, llamó a los dirigentes regionales a aumentar los ritmos de vacunación y garantizar al acceso a las medicinas, y también apoyó, como un incentivo, la concesión de días libres a los vacunados para recuperarse de las secuelas de la inoculación.

Además, llamó a las regiones a no minimizar la magnitud de la pandemia de COVID-19 en sus territorios y advirtió que esas manipulaciones saldrán finalmente a la luz con la publicación de las estadísticas de hospitalización y los índices de mortalidad.

Las autoridades de la capital rusa ordenaron el martes la vuelta al teletrabajo de al menos 30 por ciento de los trabajadores no vacunados contra el coronavirus y de los que no han pasado la enfermedad, y decretaron que los mayores de 60 años en las mismas condiciones deben quedarse en casa hasta febrero.

Máximos diarios
Rusia registró un nuevo récord de mortalidad con mil 28 decesos, con lo que ya son cinco las jornadas con más de un millar de muertos.

El total de fallecidos por COVID-19 se sitúa en lo que va de pandemia en 225 mil 353, si bien los datos oficiales sobre exceso de muertes en el mismo periodo triplican ese número.

Además se registraron 34 mil 73 nuevos contagios en las 85 regiones del país. La mayoría de las nuevas infecciones se observaron en Moscú (5 mil 847) y San Petersburgo (3 mil 274).

Desde el inicio de la pandemia Rusia ha identificado 8 millones 94 mil 825 casos de coronavirus, lo que convierte a ese país en el quinto del mundo por detrás de Estados Unidos, India, Brasil y Reino Unido.

Te recomendamos