Vecinos de Juchitán queman autobús de Pemex; exigen anular elecciones

Habitantes de Juchitán, Oaxaca, quemaron un autobús propiedad de Petróleos Mexicanos (Pemex) para exigir la anulación de las elecciones locales realizadas el 13 de marzo pasado.

El autobús incendiado había sido retenido días atrás por habitantes de la agencia municipal de Álvaro Obregón.

La unidad era utilizada por Pemex para el traslado de empleados de la refinería Antonio Dovali Jaime, ubicada en el puerto de Salina Cruz.

Los habitantes de Álvaro Obregón buscan anular las elecciones del pasado 13 de marzo en las que su candidato, Oscar Santiago Zarate, perdió frente a Víctor Santiago Sánchez.

La protesta se ubica en el punto conocido como “Pepe y Lolita” de la carretera Panamericana que conecta Juchitán y Tehuantepec.

Además del bloqueo carretero los inconformes secuestraron en días pasados a cinco miembros del Consejo Municipal Electoral (CME) y a regidores de Juchitán para obligarlos a firmar un documento en el que rechazaban los resultados de la elección local.

Sin embargo, el CME validó este viernes el triunfo de Víctor Santiago Sánchez.

Te recomendamos