Víctimas del vuelo 93 no se conocían, pero se centraron en lo que los unía: Kamala Harris

En su discurso desde el sitio en el que se levanta el monumento a las víctimas del vuelo 93, que cayó en ese campo en Shanksville, en Pensilvania el 11 de septiembre de 2001, la vicepresidenta Kamala Harris dijo que «esto es un campo santo… Para honrar el heroísmo de los que enfrentaron el terrorismo».

La vicepresidenta destacó el valor de los pasajeros y tripulación de ese vuelo secuestrado.

«Ellos eran todos diferentes, posiblemente con diferentes orígenes… ellos no se conocían entre ellos, pero no se centraron en lo que los separaba, sino en lo que los unía: nuestra humanidad», dijo. «Honremos eso», agregó.

Apuntó que «lo que sucedió en el vuelo 93 nos dice mucho. Sobre la valentía de los que estaban a bordo, que lo dieron todo. Sobre la determinación de los socorristas, que arriesgaron todo. Sobre la resiliencia del pueblo estadounidense».

Kamala Harris dijo que “en este vigésimo aniversario, en este solemne día de recuerdo, debemos desafiarnos a nosotros mismos, sí, mirar hacia atrás. Por el bien de nuestros hijos. Por el bien de sus hijos, y por eso también debemos mirar hacia adelante, debemos mirar también hacia el futuro.
Porque al final, eso es por lo que luchaban (las víctimas) Su futuro. Y el nuestro”.

La vicepresidenta hacía referencia al sacrificio de las personas de este vuelo, que sabotearon el presunto ataque que llevarían estrellando el avión contra algún punto emblemático de la capital estadounidense, como el Capitolio.

“En los días que siguieron al 11 de septiembre de 2001, se nos recordó a todos que la unidad es posible en Estados Unidos. También se nos recordó que la unidad es imperativa en Estados Unidos. Es esencial para nuestra prosperidad compartida, nuestra seguridad nacional y nuestra posición en el mundo», apuntó Harris.

Te recomendamos