Ya son 14 los detenidos por agresiones en Querétaro; uno fue entregado por su madre

La Fiscalía de Querétaro informó la detención de cuatro personas más presuntamente implicadas en la riña entre hinchas en el partido Querétaro-Atlas del futbol mexicano; uno de ellos fue entregado por su madre.

“Cuatro órdenes de aprehensión más fueron cumplimentadas durante esta tarde, en relación a la investigación iniciada por los hechos ocurridos en el partido Querétaro vs Atlas. Una de ellas se cumplimentó con el apoyo de una madre que trajo a su hijo para presentarlo ante la Policía de Investigación del Delito”, explicó la autoridad.

Las cuatro capturas se unen a las 10 anunciadas en las primeras horas del martes. Estas personas son las que posiblemente generaron los hechos de violencia en el minuto 62 del partido del pasado sábado entre Querétaro y Atlas de la novena jornada del torneo Clausura y dejaron un saldo de 26 heridos.

Aún faltan por completar 12 ordenes de aprehensión para capturar a las primeras 26 personas que la fiscalía identificó después de analizar distintas evidencias como probables agresores en el estadio Corregidora de Querétaro.

Junto a los 14 detenidos, las autoridades queretanas confiscaron “82 prendas deportivas con logos del equipo de Querétaro, cuatro pares de tenis -algunos con posibles manchas de sangre-, 22 teléfonos celulares y diferentes indicios” que servirán para continuar con las investigaciones.

Los posibles delincuentes fueron puestos a disposición de las autoridades judiciales, quienes en las próximas horas determinarán si permanecen detenidos o siguen el proceso en libertad.

A todos los capturados se les acusa de los delitos “homicidio en grado de tentativa, violencia en espectáculos deportivos y apología del delito”.

La violencia generada por estas personas provocó que este martes la Federación Mexicana de Futbol anunciara que el Querétaro jugará sin aficionados sus partidos como local por un año y deberá pagar una multa de un millón y medio de pesos.

Además, la barra de los Gallos Blancos de Querétaro no podrá asistir por tres años a los partidos de local de su equipo y a uno como visitante.

Junto con estos castigos, la actual directiva que encabeza Gabriel Solares fue expulsada del futbol mexicano por cinco años y el Querétaro pasará a posesión de su antiguo dueño, Jorgealberto Hank Inzunza, también propietario del Tijuana.

Te recomendamos